¡Cinco claves que podemos tener en cuenta para decirle Sí a los vegetales y frutas!

 

Los vegetales y frutas han sido los “dolores de cabeza” para lograr que nuestros niños coman las porciones que necesitan en el día y sin necesidad de estar haciendo “magia” en las preparaciones para esconderlos y que no se den cuenta que están ahí.

 

Te lo tienes que comer, si no te comes la ensalada no hay postre, solo te paras de la mesa cuando acabes los vegetales, son frases que nuestros niños han asociado con el consumo de este grupo de alimentos. Pero, por ejemplo, si les ponemos en la mesa los vegetales con algo que a ellos les parezca atractivo como lo es una Pony Malta dejarán de ser alimentos “aburridos”.

 

Las frases, momentos y recuerdos negativos asociados al consumo de alimentos, son fuertemente influyentes en sus futuros rechazos por los mismos. Ver que para sus padres es una “obligación” comerlos, o simplemente no son alimentos que hacen parte del mercado familiar, serán posibles factores para determinar sus hábitos de consumo.

 

Descubrir y experimentar con tu pequeño lo más divertido de los vegetales y frutas, es la clave para que los acepten y les gusten comerlos.

 

  1. Llévalo al mercado, plaza o lugar donde compras los alimentos y elige con tu pequeño los vegetales y frutas que más llamen su atención, por color, gusto, tamaño o simple curiosidad. Estaremos incentivando su consumo por responsabilidad de elección.

 

  1. Invítalo a participar y muéstrale el gran poder que tienen para transformarse, desde que se compran, hasta llegar a casa, lavarlos, pelarlos, cortarlos, cocinarlos y finalmente en el plato listos para disfrutar.

 

  1. Experimenta con diferentes y creativas preparaciones utilizando siempre los vegetales y frutas. ¡Muéstrales que pueden ser muy divertidos!

 

  1. Permite que tu pequeño elija de vez en cuando, la fruta y/o vegetal que quiere consumir en algún tiempo de comida.

 

  1. Puedes darle gusto de acompañar ocasionalmente los vegetales y frutas con alimentos que les gusta como la Pony Malta.

 

Estimular y provocar a tu hijo para que consuma ciertos alimentos, son claves para generar en nuestros niños atracción y gusto por ellos. Crear confianza y una relación cercana por aquellos alimentos “desconocidos”, los llevará a tomar la decisión de probar esos que alguna vez pudieron pensar que eran “feos”.

¿Te gustó el anterior artículo?

PUBLICADO POR

COMENTARIOS

¡Regístrate y recibe contenido personalizado!
Tenemos tips únicos para ti.

Regístrate aquí