Convierte tu cocina en un laboratorio de experiencias agradables y divertidas alrededor de los alimentos y su consumo.
La cocina es un espacio de la casa al que normalmente restringimos el ingreso de nuestros niños, nos da miedo que se quemen, que se corten o que ocurra algún accidente; sin embargo, no debemos olvidar que tenemos en casa pequeños exploradores e investigadores que tienen curiosidad por hacer todo lo que los adultos hacemos: aprenden por imitación.
Queremos invitarte a convertir este espacio en un laboratorio de experiencias agradables y divertidas alrededor de la comida, para lograr que los niños estimulen sus sentidos, valoren los alimentos y los lleve a tener una relación más íntima con estos, creando confianza y responsabilidad a la hora de comerlos: ¿Cómo podría ser esto?.
Orientar y enseñar a nuestros pequeños sobre los alimentos a través de las experiencias, generará impacto en sus hábitos, rutinas y preferencias de alimentación, conocerán el proceso de transformación al que estamos sometiendo los alimentos, para convertirlos en preparaciones llenas de sabor, color, textura y sobre todo amor. Disfrutar los alimentos es nuestra herramienta clave de exploración de nuevos alimentos!!
En el laboratorio los niños ven y viven el proceso de cambio que los alimentos tienen cuando los lavamos, cortamos, pelamos, retiramos semillas, cocemos en diferentes métodos, cuando utilizamos diversos utensilios de cocina, mezclamos con otros alimentos y luego servimos para dárselos a nuestros niños, de manera que se cumpla una real e increíble experiencia de haber sido partícipes de este proceso, generando provocación e interés en ellos, y sobre todo responsabilidad de tan siquiera probar todo aquello que en el proceso previo prepararon.
Aprender a respetar, manipular los alimentos y reconocer cada uno de ellos a través de los sentidos, generará asociaciones positivas que favorecerán su consumo a través de un sentimiento y recuerdo agradable, momento que una Pony Malta puede acompañar!
Los padres somos orientadores y facilitadores en las experiencias de alimentación, por eso debemos dejar volar la imaginación y la espontaneidad de los niños, no debemos limitarlos, siempre teniendo en cuenta la precaución y la seguridad de los mismos, además debemos familiarizarlos antes de todo proceso, con los utensilios que se utilizarán.
Los accidentes podemos evitarlos, pero la diversión y el compartir en familia a través de las experiencias en el laboratorio de alimentos, será enriquecedor tanto para toda a familia.
Anímate a explorar e investigar junto a tu hijo en el laboratorio donde nacen las mejores recetas de aprendizaje y amor. 

Eat Petit Fed By Live Life
Nutrición Infantil Especializada
www.eatpetit.com


 

Coméntanos qué opinas sobre éste artículo:

Camila Rodríguez 30 de Mayo, 2019

Responder

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

El deporte: una terapia para la vida

El deporte: una terapia para la vida

El deporte: una terapia para la vida

Pequeñas oportunidades, grandes resultados

Pequeñas oportunidades, grandes resultados

Pequeñas oportunidades, grandes resultados

Hazte FAN de tu lonchera

Hazte FAN de tu lonchera

Hazte FAN de tu lonchera

¿Qué tiene tu carrito?

¿Qué tiene tu carrito?

¿Qué tiene tu carrito?