¿Cuál es la alimentación ideal de un día de tu pequeño?

 

Mi hijo no come bien, mi hija siempre se toma toda la sopa, a mi niño le encanta repetir, Podemos escuchar muchas descripciones sobre la alimentación infantil alrededor nuestro, pero, ¿sabemos realmente si nuestro hijo está comiendo o probablemente no está comiendo lo suficiente para su cuerpecito?

 

Cuando hablamos de alimentación ideal, tenemos diferentes significados dependiendo de por dónde lo veamos. Como nutricionistas hablamos de una cantidad y variedad de alimento suficiente, teniendo presente que todos tienen una calidad nutricional característica y pueden ser ofrecidos en diferentes cantidades de acuerdo a las necesidades nutricionales de nuestro hijo; es decir, un niño de 6 años no necesita lo mismo que uno de 12 años; y un niño que juega regularmente fútbol necesitará más comida que uno de su misma edad que no practica ninguna actividad física en su rutina diaria.

 

La edad, sexo, práctica de actividad física y estado de salud, son características que determinan entonces la alimentación ideal de nuestro hijo. Para pensar en cierta cantidad de comida, debemos conocer la receta equilibrada en variedad de alimentos para nuestros hijos en un día. Variedad que incluye alimentos naturales, frutas, vegetales, cereales, granos, grasas, carnes; y porque no, una Pony Malta que les encanta dentro de la receta equilibrada. 

 

La receta diaria tiene siempre 3 comidas principales y 2 refrigerios de acuerdo a sus necesidades. 

 

El desayuno, una de las tres comidas principales, no debe faltar a pesar de la posible falta de tiempo o levantada tarde para ir al colegio. Luego de unas horas de sueño y de total calma, un pequeño cuerpo pronto se levantará con grandes necesidades de energía de calidad, para romper con el largo tiempo de no recibir comida y empezar el día con mucha fuerza.

 

Como “grandes” debemos instaurar el hábito de desayunar y asegurar que este tenga alimentos de calidad nutricional: Una porción de fruta picada o entera, algún alimento fuente de carbohidrato como nuestra tradicional arepa y algún alimento, fuente de proteína como el huevo, son combinaciones ideales para ofrecer como primera comida del día. Los vegetales son alimentos que tradicionalmente no acostumbramos a comer, pero podemos incluirlos en muchas preparaciones como batidos, pancakes, tortillas y arepas.

 

El almuerzo normalmente se consume fuera de casa, mientras que están en el colegio podrán recargar sus estómagos al medio día. Cuando están en casa, almuerzo y comida son momentos perfectos para ofrecer un atractivo y delicioso plato. Variar las preparaciones y combinar siempre colores y texturas de alimentos naturales, traerá como resultado una increíble aventura para ellos. El agua como hidratación natural, es ideal para acompañar las comidas.

 

Los refrigerios son pequeñas comidas, pero muy importantes para sus cuerpecitos llenos de energía. Éstas pueden ayudar a tu hijo a manejar sus sensaciones de hambre y saciedad, para controlar después las porciones que nuestros niños comerán. Ofrecer alimentos de calidad y alimentos naturales  garantizarán hábitos saludables para evitar el consumo de calorias en exceso.

 

Como “grandes” no debemos nunca olvidar, que somos los responsables de ofrecer los alimentos adecuados a nuestros niños, con orientación y ejemplo de amor.

 

¿Te gustó el anterior artículo?

PUBLICADO POR

COMENTARIOS

¡Regístrate y recibe contenido personalizado!
Tenemos tips únicos para ti.

Regístrate aquí